Por: Viviana Palacio Vaca

¡Mi mamá es la mejor! Sin importar la edad, la cercanía o lo que ocurra, cada uno de nosotros tiene la mejor mamá del mundo; si su mamá fue de las que le dio la chaqueta de cuero de su hermano mayor, tomó la aguja y remendó más de una camiseta, un par de medias o el saco que su hermana dejó de usar pero que por su estatura requería de un ajuste adicional… ¡Su mamá es de las mías!

¿Y sabe por qué? Porque su mamá, como la mía, son las heroínas ambientales por naturaleza, porque les daban uso a los textiles de principio a fin. Fue la primera persona que usted vio reduciendo el consumo de textiles, no solamente porque compraba lo necesario, sino que si usted era el hijo menor corrió con la suerte de reutilizar la claqueta, el pantalón y los zapatos de sus hermanos mayores.

Ella lo tenía todo, desde el ingenio que a usted y a mi nos falta para hacer de cualquier blusa el atuendo principal de un disfraz, hasta la voluntad genuina de dar la ropa a la gente que realmente lo necesitaba. Y si la camiseta ya estaba muy gastada, y daba pena hasta regalarla, las hacía trapos y usted tenía con qué limpiar ventanas, polvo y coger las ollas. De corazón espero que estas buenas costumbres enseñadas desde el seno del hogar colombiano sean aplicadas mínimo por usted y, si es posible por su círculo más cercano.

Le cuento que, según un estudio realizado por Nilsen, una compañía global de gestión de información que proporciona una radiografía completa sobre lo que ve y compra el consumidor, cuando se pregunta por sostenibilidad el 71% de los consumidores pagaría más por los productos de una compañía que esté comprometida con el medio ambiente. Eso haría que más de una empresa se ahorre un montón de recursos reutilizando los residuos que ella misma genera.

Por su parte, Greenpeace hizo un estudio que mide el nivel de contaminación de la industria textil en el lugar donde hoy se genera la mayor parte de la producción de ropa en el mundo: China. Y según el estudio, una empresa en este país que provee de material a marcas conocidas como Nike, Adidas y Puma, por ejemplo, vierte sus residuos (sustancias químicas y otros materiales tóxicos) a la red de alcantarillado público. El estudio concluyó que en total la industria textil en China afecta el 70% de la contaminación de ríos, lagos, y reservas ambientales en esta zona del mundo.

Podríamos pensar que el caso en China es lejano al nuestro, pero no podemos dejarlo de lado porque palabras más, palabras menos, “si allá llueve, acá no descampa” y la contaminación del agua también la vemos en Colombia. Nuestras playas están cada vez más contaminadas, y como los residuos textiles son piezas de plástico microscópicas, éstas son consumidas por plantas y animales que posteriormente serán consumidos por nosotros. Total: el ciclo perfecto de la intoxicación a través de nuestra propia contaminación y consumo desmedido de plásticos y textiles.

Volviendo a la contaminación textil, la ropa al igual que la música, marcarán tendencias de moda en diferentes épocas de la vida, pero ahora, lo que está de moda es reciclar. Sabiendo que la industria textil es de las menos amigables con el ambiente dado el excesivo uso de agua y petróleo durante su elaboración. Se puede decir que cada vez somos más conscientes de este daño y de a poco, vemos cómo diferentes empresas tienen acciones puntuales para reusar los textiles. Zara, H&M y Diesel, por ejemplo, se acercan cada vez más a la moda sostenible. H&M, pionera en el programa de acopiar ropa para ser reutilizada, en el 2018 logró recoger más de 20 mil toneladas.

Destacado: H&M ha recogido más de 75 mil toneladas entre 2013 y 2018. Solo en 2018 logró acumular más de 20 mil toneladas de ropa que será reutilizada.

En mayor o menor medida, los hilos, los retazos y las costuras contaminan, pero también sería una gran mentira decir que dejaremos de usar ropa o consumir textiles por el resto de nuestras vidas. La invitación realmente es hacer un uso responsable de los textiles y en Populach le solucionamos la vida y le decimos cómo hacerlo.

Ayudar al planeta es muy fácil y podemos hacerlo tomando la decisión de hacerlo ya. A veces hacer caso también es una decisión de vida, usted decide hacer caso en el trabajo, acatar las normas y leyes que como ciudadano lo rigen, y todo esto por una sola razón, su mamá se lo enseñó y lo que dice la mamá es ley sobre todas las leyes.

Ahora bien, entró a la Universidad o encontró un trabajo que le obliga a cambiar todo su armario, haga lo siguiente:

  1. Saque toda la ropa, zapatos y accesorios y haga una montaña de todos estos artículos sobre su cama.
  2. Elija prenda por prenda y revise si definitivamente continúa en su vida o, como a su ex, ya es tiempo de dejarla a un lado y permitir que ocurran dos cosas: o que alguien más la use, porque la necesita y no tiene los recursos para comprar prendas nuevas, o darle un uso diferente a cada una de ellas. Por ejemplo, hacer un muñeco de trapo para sus hijos, cortarla en mil pedazos y hacer que sean mil trapos para limpiar el carro y hacer las tareas de la casa, o si es muy hábil con las manos, puede crear atrapasueños, accesorios, disfraces y mil cosas creativas e innovadoras que lo hagan ver bien y le ahorre unos pesos.
  3. ¡Al ir de compras solo lleve lo necesario!  Lleve lo que le guste, necesite y realmente vaya a usar, compre las prendas básicas y los colores que nunca lo harán quedar mal y combine ese blanco o negro, con otras prendas de colores, zapatos y accesorios que lo hagan ver diferente cada vez. ¡que viva la creatividad y no la compra alocada de ropa inútil!

¡Buena suerte con su armario! El planeta, su mamá y Populach, también le agradecerán.

Fuentes consultadas:

Ayudar al planeta es muy fácil y podemos hacerlo tomando la decisión de hacerlo ya. A veces hacer caso también es una decisión de vida, usted decide hacer caso en el trabajo, acatar las normas y leyes que como ciudadano lo rigen, y todo esto por una sola razón, su mamá se lo enseñó y lo que dice la mamá es ley sobre todas las leyes.

Ahora bien, entró a la Universidad o encontró un trabajo que le obliga a cambiar todo su armario, haga lo siguiente:

  1. Saque toda la ropa, zapatos y accesorios y haga una montaña de todos estos artículos sobre su cama.
  2. Elija prenda por prenda y revise si definitivamente continúa en su vida o, como a su ex, ya es tiempo de dejarla a un lado y permitir que ocurran dos cosas: o que alguien más la use, porque la necesita y no tiene los recursos para comprar prendas nuevas, o darle un uso diferente a cada una de ellas. Por ejemplo, hacer un muñeco de trapo para sus hijos, cortarla en mil pedazos y hacer que sean mil trapos para limpiar el carro y hacer las tareas de la casa, o si es muy hábil con las manos, puede crear atrapasueños, accesorios, disfraces y mil cosas creativas e innovadoras que lo hagan ver bien y le ahorre unos pesos.
  3. ¡Al ir de compras solo lleve lo necesario!  Lleve lo que le guste, necesite y realmente vaya a usar, compre las prendas básicas y los colores que nunca lo harán quedar mal y combine ese blanco o negro, con otras prendas de colores, zapatos y accesorios que lo hagan ver diferente cada vez. ¡que viva la creatividad y no la compra alocada de ropa inútil!

¡Buena suerte con su armario! El planeta, su mamá y Populach, también le agradecerán.

Fuentes consultadas:

https://www.elle.com/es/moda/noticias/a26284351/hym-moda-sostenible-20000-toneladas-textiles-2018/

http://www.saladeprensainexmoda.com/procesos-hechos-en-colombia-y-empresas-sostenibles-sobresalen-en-colombiatex-de-las-americas-2019/

https://www.eltiempo.com/vida/disenos-de-moda-sostenible-en-colombia-225514

https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/por-que-la-industria-textil-es-la-mas-contaminante-despues-del-sector-petrolero-articulo-805061

http://thecircularproject.com/2018/01/23/materiales-sustentables-tejidos-sostenibles/

https://www.dondereciclo.org.ar/blog/reutilizar-textiles/

https://blog.oxfamintermon.org/moda-sostenible-otra-forma-de-entender-el-negocio-textil/

http://archivo-es.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/contaminacion/toxicthreads2.pdf

https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/fibras-sinteticas-han-producido-una-contaminacion-invisible-y-ubicua-articulo-840503

https://www.france24.com/es/20180424-medio-ambiente-fast-fashion-contaminacion

https://www.ecologiaverde.com/contaminacion-de-la-industria-textil-14.html

http://archivo-es.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/contaminacion/toxicthreads2.pdf

http://archivo-es.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/contaminacion/toxicthreads2.pdf

https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/fibras-sinteticas-han-producido-una-contaminacion-invisible-y-ubicua-articulo-840503

https://www.france24.com/es/20180424-medio-ambiente-fast-fashion-contaminacion

https://www.ecologiaverde.com/contaminacion-de-la-industria-textil-14.html

http://archivo-es.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/contaminacion/toxicthreads2.pdf

Categorías: Medio ambiente

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *